Toda nuestra sangre está llena de pirámides, tiene resonancia y vibración